miércoles, 13 de abril de 2011

Alejandro Sanz “Positive Generation”

Alejandro Sanz una vez más se involucra en un proyecto social a través de su música. Ahora, el cantante español trabaja en un nuevo material discográfico que trabaja para Médicos Sin Fronteras.
 Alejandro anunció que trabaja en este disco, con el cual buscará ayudar a las zonas desfavorecidas de África (tratamiento de sida pediátrico), el proyecto comenzó junto a Javier Limón, Antonio Carmona y Juan Luis Guerra (quién se sumo en estos días). 
Paula Frías directora de ‘Médicos sin Fronteras’ (MSF) comentaba en una entrevista al Programa ‘Asuntos propios’ de RTVE sobre este nuevo proyecto “Positive Generation” (Generación Positiva) “Un proyecto precioso que trata de poner sobre la mesa el drama del sida, que en África es un drama de dimensiones terroríficas pero a través de un punto de vista positivo sin dramatismo. Con este proyecto deseamos darle voz a una generación de niños y adolescentes que tienen sida pero que están peleando y saliendo adelante, que luchan por tener una vida buena y que no sólo la están teniendo sino que además tienen una vida terriblemente explosiva y queremos contarlo a través de la música“. “Es ese el énfoque en positivo con una doble intención de hablar y sensibilizar sobre el problema y de alguna manera destigmatizar a la gente que padece sida porque al convertirlos en protagonistas del proyecto también queremos contribuir a que el estigma que pesa sobre ellos se vea un poco mitigado“. Alejandro desde Miami y en contacto para la radio también se refirió al proyecto y a su anterior visita a Zimbabwe: "Es un proyecto musicalmente muy interesante y porque además creo que toda la música viene de allí y espiritualmente es maravilloso también." Sobre su experiencia en el país africano: "Fue impresionante, es más yo creo que hay que hacer un viaje al menos 1 vez en la vida, en este caso Zimbabwe, o en cualquier país africano, el choque en el primer momento es brutal, pero luego te das cuenta de cómo son las prioridades en cada sitio. La energía que existe allí, la gente que tiene sida tiene una energía, una alegría de vivir que te la transmiten y en todo momento te están entregando pequeñas lecciones de vida".Cabe detallar que a mediados de enero Alejandro realizó una visita a Zimbabwe junto al equipo de Médicos sin fronteras, viaje que relató diariamente vía twitter, escribiendo ya en su regreso el siguiente mensaje: "Ya no me cabe nada mas en el corazon. Gracias MSF por enseñarme tanto en tan poco tiempo. Por que me duele todo el cuerpo pero el corazón me duele menos por que me lo dejo en Africa, me lo dejo en Budawayo y en Tsholosho y en cada una de las sonrisas y de las vidas que estan ahi por que hay a quien les preocupa. Estamos en deuda con Africa. Tenemos la obligación de preocuparnos por lo que les pasa, las enfermedadas olvidadas.. Y si, vi a Mwandile, Esta hecho un hombrecito con un futuro por delante, con una vida normal, esta estudiando y le gusta el atletismo. Mi avión sale mi alma se queda". Alejandro ya había participado anteriormente en la campaña de MSF “Pastillas contra el dolor ajeno“, campaña simbólica que invitaba a la compra de una caja de caramelos -de venta exclusiva en farmacias- y al precio de sólo 1 euro, campaña solidaria de ayuda a enfermos olvidados. Luego de la exitosa venta de 3 millones de cajas en España los primeros ingresos ya permiten tratar a pacientes de Chagas en Bolivia y VIH sida en Zimbabue.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada